Octubre 25, 2013

En la cuerda floja y sin red, la llamada más difícil

Escrito por:

Aquí timbra el teléfono todo el día. Es de esperar, somos una agencia pública que ofrece ayuda a personas necesitadas.

Hay todo tipo de llamadas, desde personas que están a punto de perder sus casas o que necesitan vivienda subsidiada con urgencia, a las que sienten que han sido excluidas de su derecho de comprar o alquilar donde su presupuesto les permite porque otros piensan que “no se adaptarían bien” por cualquier tipo de excusas discriminatorias.

Algunas personas sólo quieren un número de teléfono local y otras quieren entender alguno de nuestros programas. Muchas más quieren compartir su historia, a veces su frustración; necesitan que alguien escuche los difíciles malabarismos que deben enfrentar para completar un día más sin sucumbir ante la desesperanza.

Entre las admirables se destaca la increíble fortaleza de los familiares de las personas con discapacidades. Con un tesón sin tregua encuentran, aprenden, solicitan y desentrañan cuanto programa existe para ayudar a sus seres amados.

En estas llamadas difíciles hay generalmente una constante. El costo físico y mental que las asperezas del destino dejan al maniobrar las consecuencias de una pérdida: un trabajo, un ser querido; a veces ambos al tiempo.

Es como caminar en la cuerda floja decidiendo día a día si se puede pagar el alquiler, o los servicios, o comprar comida o ir al médico. Es pretender hacer todo lo necesario, con el temor de caer al vacío porque quizá no haya una red que mitigue la caída. O una mano que ayude a levantarse.

La red existe. Algunos tenemos el privilegio de ayudar a entretejer esa malla que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas en dificultades. Vemos en primera fila la diferencia que se logra en una familia al poder contar con un techo, una preparación laboral, acceso a servicios de salud básica preventiva y un medio de transporte accesible que permita retomar el  impulso para buscar nuevas oportunidades.

HUD le ayuda:

No pierda su casa

Ayuda con el alquiler

Quejas por discriminación en la vivienda

Personas sin hogar

Gloria Shanahan es una especialista en relaciones públicas de  HUD en el Sudeste

Julio 18, 2013

Desarrollo de la Isla, una casa a la vez

Escrito por:

Casas coloridas, nombres musicales, sonrisas y acaloradas discusiones. Regresar a Puerto Rico fue volver a casa. Tras una década en la Florida que coincidió con la burbuja inmobiliaria y la crisis hipotecaria, ya me había habituado al ritmo de iniciar el día asesorando comunidades en el uso de los fondos federales para estabilizar sus vecindarios, y terminar ese mismo día solucionando emergencias y solicitudes de última hora relacionadas con el manejo apropiado de esos dineros.

Cuando se presentó la oportunidad de regresar a casa a prestar el mismo servicio desde San Juan  para atender las necesidades de las municipalidades y los habitantes de la isla, llegué apenas pude.

La situación económica de Puerto Rico se ha visto severamente afectada por la recesión de Estados Unidos, aunada a los problemas propios de la isla. En este marco, los $19 millones aportados por HUD bajo el programa de estabilización de vecindarios (conocidos como  NSP  por sus siglas en inglés) representan una gran ayuda para las siete comunidades que los recibieron a través del gobierno estatal y una diferencia radical en la vida de las primeras 78 familias que han tenido la oportunidad de mudarse a casas y apartamentos nuevos o renovados. Esto sin contar las que se verán beneficiadas por los proyectos que aún se encuentran en su fase de rehabilitación.

La comunidad en general se ha visto beneficiada con otras obras como la rehabilitación del antiguo Teatro San José, dilapidado y abandonado, hoy convertido en un centro comunitario. Igualmente, en Guanica se creó un muy necesitado parque comunitario. A esto se suma el efecto multiplicador de renovar los espacios alrededor. Junto a las casas y espacios antes abandonadas y hoy remodeladas se ven vecinos entusiasmados colocando una nueva capa de pintura y más sonrientes y optimistas.

Mi rutina no cambió. Quizá se intensificó porque antes estaba encargada de la planificación y el desarrollo comunitario de sólo medio estado. Ahora toda una isla me quita el sueño.

María R. Ortiz es la Directora de HUD de Planificación y Desarrollo Comunitario en Puerto Rico

Junio 24, 2013

La comunidad LGBT tambien necesita vivienda asequible

Escrito por:

La aceptación general de un concepto muchas veces demora. Muchos no aceptan que hay miles de parejas del mismo sexo que necesitan una vivienda decente, un lugar al que puedan llamar su hogar, de donde salen a ganarse la vida, comparten con sus seres queridos y puedan descansar de los retos que les presenta el diario vivir. Sin embargo, un estudio dado a conocer esta semana demuestra que muchos caseros no aceptan esa realidad.

El Acta de Vivienda Justa promulgada en 1968 por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos o HUD por sus siglas en inglés, estableció que es contra la ley cometer discriminación en la venta, alquiler y financiamiento de vivienda basada en la raza, color, lugar de nacimiento y religión. En 1988, la enmendó para añadir incapacidad, sexo y estatus familiar. En el 2012, HUD promulgó la “Regla de Acceso Equitativo LGBT”, que requiere que la vivienda subvencionada por HUD y las viviendas con hipotecas aseguradas por la FHA, sean otorgadas independientemente de la orientación sexual, identidad de género o estatus marital de los solicitantes.

HUD también dio otro importante paso. Realizó el primer estudio a gran escala para identificar la discriminación contra las parejas del mismo sexo cuando solicitan vivienda privada de alquiler. El estudio de HUD está basado en casi 7,000 pruebas por correo electrónico y conducido en 50 mercados metropolitanos a través del país entre junio y octubre del 2011. Se enviaron dos solicitudes al mismo casero con las mismas calificaciones; la diferencia era que una de ellas provenía de una pareja del mismo sexo. El estudio determinó que las parejas del mismo sexo recibían menos respuestas y menor cantidad de invitaciones a ver las unidades. El trato adverso contra parejas del mismo sexo ocurrió en todas las áreas metropolitanas donde fue realizado el estudio.

El estudio también destacó un importante elemento: los estados con protecciones legislativas exhibieron más trato adverso hacia gays y lesbianas que en los estados carentes de leyes estatales que los protegen. Y es que cada estado de la nación tiene el poder de decidir cómo quiere proteger a la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero. Nueva Jersey protege a los inquilinos contra la discriminación por orientación sexual y por identidad de género. Sin embargo, en Nueva York, la identidad o expresión de género, es decir, un inquilino que se muestre o exprese que está descontento con haber nacido hombre o mujer, no tiene la misma protección.

La misión del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano es crear hogares decentes y asequibles para todos, y proteger sus derechos. HUD continuará luchando por los derechos de la comunidad LGBT para que su misión se cumpla a cabalidad.

 

Abril 17, 2013

Use su teléfono para ayudar a quienes viven en las calles

Escrito por:

Se han vuelto tan comunes en nuestras vidas  que uno se pregunta “¿cómo hicimos reservaciones de restaurante o compramos boletos de cine antes de la existencia de las tabletas y los teléfonos inteligentes? Es precisamente debido a que esta tecnología está permeando nuestras vidas cotidianas que HUD, el Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA), el Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HHS) y la estrella de rock Bon Jovi se unieron para una causa conjunta.

El lunes 15 de abril el Secretario Donovan, junto con otras agencias federales y el rockero Bon Jovi (quien tomó tiempo de su gira mundial “Porque Podemos” Because We Can) anunciaron al ganador de un concurso de aplicaciones móviles, diseñada para incorporar a los teléfonos inteligentes y las tabletas a la meta nacional de eliminar la falta de vivienda. El concurso, llamado Project Reach, buscó soluciones creativas y costo-efectivas para utilizar data disponible de HUD, de otras agencias de gobierno y del sector privado para ubicar recursos para los desamparados en cualquier comunidad del país. Imagine a los voluntarios que salen a las calles de este país con la esperanza de encontrar albergues para servir a quienes se encuentran a la intemperie y a quienes no les han llegado los servicios sociales, armados con la tecnología que necesitan (¡y que ahora tienen!) para ubicar, de manera inmediata,  la vivienda y los servicios disponibles en ese mismo instante.

Como dijo el secretario Donovan, “Hemos venido a depender de nuestros teléfonos y tabletas para acceder a información y ahora podemos aplicar esa misma tecnología para ayudar a las personas a encontrar un lugar donde dormir y orientarlos hacia servicios médicos y otros servicios vitales. Este APP móvil representa otra colaboración de gran impacto entre HUD, VA y socios clave en nuestro esfuerzo compartido para eliminar la falta de vivienda entre los veteranos para el 2015.

Bon Jovi es el alma y corazón detrás de JBJ Soul Kitchen, un restaurant comunitario en Red Bank, Nueva Jersey carente de precios en el menú; los clientes hacen donaciones para pagar su comida. Seguir leyendo

Tomando medidas para llevar agua limpia a los territorios indígenas

Escrito por:

He utilizado ocasionalmente el adagio: “No se pierda el agua hasta que el pozo se seca”, pero la mayoría de los estadounidenses probablemente nunca han visto un pozo,  muchos menos depender de  una para el  agua. Sorprendentemente, todavía hay muchos estadounidenses que obtienen su agua de pozos no porque eligen hacerlo, sino porque es su única fuente. Según la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de 2011, cerca de 700,000 hogares en los EE.UU. todavía carecen de servicios básicos de plomería en su casa. Eso es agua corriente, caliente y fría, inodoro que puede descargar el agua y una bañera o ducha. En las comunidades indígenas, en particular, las cifras son aún más altas. De hecho, 12 por ciento de los hogares de los indios americanos y los nativos de Alaska no tienen agua potable e instalaciones sanitarias básicas. En la parte suroeste de la Nación Navajo (Arizona y Utah), las personas deben llevar el agua de los pozos y pagar más por ello que los residentes de la ciudad.

Recientemente HUD y cuatro otras agencias federales firmaron un Memorando de Entendimiento (MOU) que renovó el compromiso de trabajar juntos para reducir en un 50 por ciento el número de hogares tribales que carecen de acceso al agua potable y al saneamiento básico para 2015. A pesar de un esfuerzo interinstitucional que comenzó en 2000 ha traído más agua para muchos y abordar las deficiencias de saneamiento, todavía hay mucho más que hay que hacer para proporcionar esta necesidad humana básica que la mayoría de nosotros damos por hecho. Este MOU es un avance importante en este esfuerzo. Más información acerca de este esfuerzo se puede encontrar aquí.