Junio 24, 2013

La comunidad LGBT tambien necesita vivienda asequible

Escrito por:

La aceptación general de un concepto muchas veces demora. Muchos no aceptan que hay miles de parejas del mismo sexo que necesitan una vivienda decente, un lugar al que puedan llamar su hogar, de donde salen a ganarse la vida, comparten con sus seres queridos y puedan descansar de los retos que les presenta el diario vivir. Sin embargo, un estudio dado a conocer esta semana demuestra que muchos caseros no aceptan esa realidad.

El Acta de Vivienda Justa promulgada en 1968 por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos o HUD por sus siglas en inglés, estableció que es contra la ley cometer discriminación en la venta, alquiler y financiamiento de vivienda basada en la raza, color, lugar de nacimiento y religión. En 1988, la enmendó para añadir incapacidad, sexo y estatus familiar. En el 2012, HUD promulgó la “Regla de Acceso Equitativo LGBT”, que requiere que la vivienda subvencionada por HUD y las viviendas con hipotecas aseguradas por la FHA, sean otorgadas independientemente de la orientación sexual, identidad de género o estatus marital de los solicitantes.

HUD también dio otro importante paso. Realizó el primer estudio a gran escala para identificar la discriminación contra las parejas del mismo sexo cuando solicitan vivienda privada de alquiler. El estudio de HUD está basado en casi 7,000 pruebas por correo electrónico y conducido en 50 mercados metropolitanos a través del país entre junio y octubre del 2011. Se enviaron dos solicitudes al mismo casero con las mismas calificaciones; la diferencia era que una de ellas provenía de una pareja del mismo sexo. El estudio determinó que las parejas del mismo sexo recibían menos respuestas y menor cantidad de invitaciones a ver las unidades. El trato adverso contra parejas del mismo sexo ocurrió en todas las áreas metropolitanas donde fue realizado el estudio.

El estudio también destacó un importante elemento: los estados con protecciones legislativas exhibieron más trato adverso hacia gays y lesbianas que en los estados carentes de leyes estatales que los protegen. Y es que cada estado de la nación tiene el poder de decidir cómo quiere proteger a la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero. Nueva Jersey protege a los inquilinos contra la discriminación por orientación sexual y por identidad de género. Sin embargo, en Nueva York, la identidad o expresión de género, es decir, un inquilino que se muestre o exprese que está descontento con haber nacido hombre o mujer, no tiene la misma protección.

La misión del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano es crear hogares decentes y asequibles para todos, y proteger sus derechos. HUD continuará luchando por los derechos de la comunidad LGBT para que su misión se cumpla a cabalidad.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *