Marzo 29, 2013

La Semana Nacional de Salud Pública

Escrito por:

Este blog también está disponible en: Inglés

La salud pública afecta a todos los aspectos de nuestras vidas, desde monóxido de carbono y detectores de humo colocadas en el techo de nuestras casas, hasta la pestillos a prueba de niños que mantienen los productos químicos peligrosos fueran de las manos pequeñas, y el agua que bebemos y el aire que respiramos cuando estamos en la casa. La salud afecta a nuestros hijos, nuestras familias y nuestras comunidades.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. (HUD) se une a las organizaciones y comunidades de todo el país para reconocer la Semana Nacional de Salud Pública de 2013(1-7 de abril) y para promover el tema de este año, “La Salud Pública es la rentabilidad de la inversión: salve Vidas, ahorre dinero”.

La salud pública salva vidas y ahorra dinero

En 2013, la Semana de la Salud Pública se trata de crear conciencia sobre el valor de la salud pública y la prevención en nuestras vidas, nuestra salud y nuestros bolsillos.

Estos son algunos ejemplos provistos por la vida real de la Asociación Americana de Salud Pública sobre el tema de este año:

  • Si todos los estados sin una política de libre de humo adoptaría una, podríamos reducir las muertes relacionadas con el tabaquismo por 624,000, ahorrando más de $316 millones en el tratamiento del cáncer de pulmón y más de $875 millones en el tratamiento de un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular durante cinco años.
  • Las caídas son la causa principal de muertes relacionadas con heridas entre las personas de 65 años o mayores. Cada año, uno de cada tres adultos mayores de 65 años sufre una caída. En 2010, las caídas resultaron en $ 30 mil millones en costos médicos
  • La mayoría de las muertes relacionadas con incendio ocurren en el hogar. En 2010 en los Estados Unidos, una persona murió en un incendio cada 169 minutos y alguien resultó herido cada 30 minutos. Casi dos tercios de las muertes por incendio en la casa sucedió en hogares sin detectores de humo.

 Elija una vida sana, más segura

Comienza con estas acciones pequeñas pero útiles:

  1. Instala alarmas de humo y pruébalas mensualmente  para ver si están funcionado. Instala un detector de monóxido de carbono en cada piso de su casa.
  2. Haz su vivienda libre de humo.
  3. Guarda los productos del hogar potencialmente peligrosos bajo llave y fuera del alcance de los niños.
  4. Pon el número del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones 1-800-222-1222 al alcance.
  5. Mantén hogares seguros – arregla iluminación deficiente, suelo desigual y limpiar el desorden.
  6. Haz un plan de emergencia.

La Semana Nacional de Salud Pública es también un buen momento para leer, discutir y compartir las publicaciones del HUD.

Aprenda más

Visita HUD.gov/healthyhomes para aprender más sobre cómo usted puede hacer su hogar más seguro y más sano. Más información sobre la salud pública nacional visita nphw.org

Más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *