Junio 4, 2012

Temporada de huracanes: Sepa hoy lo que debe hacer mañana

Escrito por:

Es el comienzo de la temporada de huracanes que se extiende de junio a noviembre en el Atlántico, y desde mayo en el Pacífico. Esta temporada trae consigo dos elementos: más atención a los pronósticos del clima y una revisión de los preparativos familiares “por si acaso”.

Huracanes como Andrew en el Sur de la Florida y Katrina en la Costa del Golfo dejan claros recuerdos del poder de destrucción de la naturaleza y la vulnerabilidad del ser humano en el momento mismo de la tormenta, lo cual conlleva la necesidad de poseer lo básico para sobrevivir al menos 72 horas sin ayuda externa.

Según su composición familiar y las características de su vivienda, los preparativos pueden ser más ligeros o complejos, pero la conclusión es la misma: el tiempo que dedique ahora para prepararse, saber dónde están sus documentos importantes (y tener copias en lugar seguro) y ponerse de acuerdo con su familia, alivian ansiedad y le dan tranquilidad para tomar otras decisiones que llegado el momento pueden ser vitales.

Inmediatamente después de la tormenta las entidades de emergencia limpian el acceso vial y poco a poco la ayuda de distintas organizaciones, incluida la Cruz Roja llega a distintos lugares. Si la calamidad es suficientemente grande, el estado afectado solicita a la Presidencia que se haga una declaración de emergencia que pone en efecto la ayuda de FEMA  y préstamos de la Administración de Pequeños Negocios, SBA.

HUD está presente para socorrer a las personas de bajos recursos cuando salen de los albergues, en búsqueda de vivienda transitoria. También tiene un rol vital en la recuperación de la comunidad con los procesos de planificación y asesoría técnica para la utilización de los fondos federales.

Actúe ahora. Los teléfonos inteligentes y una variedad de sitios en Internet le pueden ayudar hoy mismo a hacer cálculos sobre las cantidades de agua, alimentos y otros artículos que puede necesitar. Varias ciudades y condados brindan servicio de textos para casos de emergencia; averigüe si su comunidad lo ofrece y suscríbase ya.

Lo que no puede faltar — aunque parezca un disparate en la era los medios sociales digitales: un radio transistor, baterías (pilas) alcalinas y una linterna. Cuando la electricidad se va y el viento se lleva las torres de celular, las buenas intenciones de las empresas por reponer el servicio pueden enfrentar muchos obstáculos mientras usted y su familia pueden estar en peligro. En mi clóset, por si acaso, hay además un radio del Servicio Meteorológico Nacional (National Weather Service), aunque tenga que darle manivela para que funcione.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *