Octubre 5, 2011

Invirtiendo en nuestras comunidades para renovar el sueño americano

Escrito por:

Este blog también está disponible en: Inglés

Este blog fue publicado originalmente en el blog oficial de la Casa Blanca como parte de una celebración del Mes de la Herencia Hispana.

Como Secretaria Adjunta de Planificación y Desarrollo Comunitario de HUD, me enfoco en el trabajo que hacemos con esta pregunta: qué es lo que sólo el gobierno federal puede hacer? Al invertir en vecindades y mejorar su capacidad para hacerle frente a sus necesidades comunitarias, mi oficina de planificación en HUD trabaja cada día para que las comunidades puedan promover soluciones amplias y proporcionar una vivienda digna, un medio ambiente apropiado, y mayores oportunidades económicas a personas de ingresos bajos y moderados. Las inversiones de la oficina de planificación en nuestras comunidades se lleva a cabo a través de nuestras alianzas en  todos los niveles de gobiernos, y cada vez más con el sector privado, incluyendo con negocios y con organizaciones sin fines de lucro.

Al mismo tiempo, estamos supervisando programas que responden a la económica actual, incluyendo los fondos de estímulo, la prevención de personas sin hogar y un rápido regreso al hogar cuando esto sucede, y la estabilización de los vecindarios. La crisis hipotecaria actual se inició con malos préstamos, hipotecas subprime y valores respaldados por hipotecas. Pero ahora estamos viendo los efectos del desempleo a largo plazo en el mercado de la vivienda. Desafortunadamente, las familias latinas han sido desproporcionadamente afectadas por esta crisis. De acuerdo con el Consejo Nacional de La Raza, el 17% de los dueños de hogar latinos (1.3 millones) ya han perdido o perderán sus viviendas a una ejecución hipotecaria, o foreclosure.  Al mismo tiempo, muchas familias latinas han experimentado una pérdida del 50% del valor acumulado en sus hogares (de $99,983 a $49,145).

El Programa de Estabilización de Vecindarios de HUD (NSP) ha invertido $7 mil millones para ayudar a los gobiernos locales y organizaciones sin fines de lucro a convertir a decenas de miles de viviendas embargadas y abandonadas en viviendas asequibles que las comunidades necesitan en vez de ser anclas que arrastran hacia abajo los valores de sus propiedades. De los $7 mil millones invertidos hasta la fecha, el 60% se invirtió en comunidades minoritarias. Hasta la fecha, más del 16% de las familias NSP 1 y NSP 2 que se han beneficiado de la adquisición, construcción de nuevas viviendas, asistencia para comprar una propiedad, y rehabilitación de propiedades fueron hogares latinos.

La semana pasada, tuve la oportunidad de visitar el proyecto West End Flats bajo construcción en la esquina de West Colfax Avenue y la calle de Zenobia en West Denver, uno de los vecindarios más diversos de la ciudad.

El proyecto es un claro ejemplo de lo que una inversión NSP ofrece a la comunidad. En colaboración con la Ciudad de Denver, el grupo Colorado Coalition for the Homeless y su asociado Renaissance Housing Development Corporation está construyendo un proyecto de vivienda de cinco pisos, de uso mixto e ingresos mixtos. Mientras NSP requiere que un mínimo del 25% de los fondos de NSP sea utilizado para el beneficio de familias por debajo del 50% del ingreso medio del área, HUD anticipa que los ganadores de subsidios de NSP1 utilizaran al menos al 35% de sus fondos para este propósito. West End Flats específicamente cumple con las necesidades de vivienda de familias de muy bajos ingresos y de personas y familias sin hogar, ya que 50 de las 101 unidades están sirviendo como vivienda de apoyo permanente. Mediante la creación de trabajos, inversiones en la renovación de la comunidad, y la construcción de viviendas para personas sin hogar, el proyecto está cumpliendo con tres funciones.

Los fondos NSP ayudarán a crear o apoyar cerca de 90,000 trabajos para cuando termine el programa. Muchos de esos trabajos se encuentran en construcción, apoyando a personas como los trabajadores que conocí en Denver y a sus familias. En 2007, antes de que llegara la recesión, los latinos representaban el 14 por ciento de la fuerza laboral. Sin embargo, tenían casi el 30 por ciento de los 10 millones de empleos en la construcción en la nación y de los trabajos de extracción, tales como ingenieros de operación y carpinteros. Hubo 344,000 menos latinos empleados en la carpintería o la construcción después de la recesión, ya que fue entre los sectores más afectados en la recesión después del declive histórico en la vivienda. Durante mi visita, tuve la oportunidad de escuchar a los trabajadores de la construcción en el sitio. Ellos hablaron de lo agradecidos que estaban de estar trabajando y de poder mantener a sus familias.

Sin embargo, NSP no está solo creando puestos de trabajo. Está creando comunidades donde la gente elegiría vivir. Las inversiones de HUD en comunidades como West Denver tienen un efecto dominó en toda una comunidad. Según una investigación realizada por The Reinvestment Fund, una comparación entre las comunidades con las inversiones NSP y las comunidades similares sin inversiones NSP muestra que:

  • 67 por ciento vio mejoras en los cambios de los precios de venta de sus casas.
  • 73 por ciento vio mejoras en las tasa de vacantes.
  • 47 por ciento vio mejoras en la venta de casas y tasa de vacantes.

Programas federales enfocados, como el NSP, no sólo aumentan el valor de los lotes antes vacante o casas abandonadas, pero también muestran a vecinos y empresas que es inteligente invertir en esas comunidades.

 “Ganarte la Vida” – esta es la aspiración que se escuchó fuerte y claro en mi reciente visita a Denver, Colorado. Siendo nieta de trabajadores del campo, me crie en una familia que me inculcó una ética de trabajo fuerte, y entiendo el gran deseo de ganarse la vida en este país. Sirviendo como Secretaria Adjunta de HUD, estoy orgullosa del trabajo que NSP y otros programas están haciendo en las comunidades hispanas y por todo el país. El sueño americano, la oportunidad de ofrecer más a nuestros hijos, está siendo renovado en West Denver y muchos otros lugares. Al invertir en estos vecindarios, estamos diciendo a los residentes, “Te hemos escuchado, nosotros creemos en ti, y estamos invirtiendo en ti. Siembra tus raíces aquí y forma tu familia”.

Mercedes M. Márquez, chicana nacida y criada en San Francisco, California, es la Secretaria Adjunta de Planificación y Desarrollo Comunitario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU. (HUD)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *