Junio 3, 2011

Piloto de prevencion de estafas empieza en Chicago, Los Angeles, Miami

Escrito por:

Este blog también está disponible en: Inglés

Nuestro escritor invitado de hoy es Joel Ibanez, oficina de vivienda de HUD.

Cuando se trata de ser dueño de una propiedad de vivienda, es mejor no confiarse.

Eso es más o menos lo que HUD le ha empezado a decir al público en Chicago, Los Ángeles, y Miami como parte de una nueva campaña contra las estafas de modificación de préstamo llamada “Sépalo. Evítelo. Repórtelo”.

Estas tres ciudades han sido duramente golpeadas por la crisis de la vivienda y ahora se enfrentan a algunos de los números más altos de estafas de modificación de préstamo en el país. El Departamento del Tesoro de EEUU sigue los reportes de actividades sospechosas que indican un posible fraude hipotecario.

Durante el último trimestre del 2010, los residentes de Los Ángeles presentaron más reportes que cualquiera de las 50 áreas metropolitanas más pobladas. Chicago llegó en tercer lugar y Miami cuarto. Este hallazgo es consistente con las estadísticas colectadas a lo largo del 2010, que mostró California y Florida con la mayoría de los informes e Illinois con el cuarto número más alto de informes.

En cada una de estas ciudades, los estafadores se dirigen a tipos similares de propietarios de viviendas de bajos ingresos: ancianos, hispanos y afroamericanos, y en Chicago, la comunidad polaca.

Estas poblaciones son las personas que no hablan bien inglés y que tienen bajos niveles de educación. Sin la capacidad de leer y entender la información basada en inglés por sí mismos, los habitantes de estas comunidades dependen en gran medida de otras personas para que los asesoren en cuestiones financieras. También tienen menos probabilidades de poder identificar correos electrónicos sospechosos y de  anuncios sospechosos. La confianza en los miembros de su comunidad es a menudo especialmente alta entre ciertos grupos étnicos, como es el miedo de las autoridades.

Estos factores crean un ambiente perfecto para los estafadores. Pueden pasar por profesionales de cuidado que ayudan mientras roban el dinero y las casas de los incautos.

Mientras esta campaña se desarrolla, HUD llegará a estas comunidades a través de folletos en varios idiomas, carteles y boletines, así como anuncios de radio y televisión, en el transporte público y al aire libre. Una página web especial ha sido establecido en http://www.hud.gov/preventloanscams, además de un número de teléfono para reportar estafas, 1-888-995-HOPE (4673).

Por favor, ayúdenos a difundir la noticia de esta campaña-que cuando se trata de fraude de modificación de préstamos hipotecarios, lo mejor es: “Sépalo. Evítelo. Repórtelo”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *